En un comunicado, la compañía hace referencia a este estudio en el que se refleja que el medio de transporte más empleado por los sevillanos es el automóvil (69%), seguido por el desplazamiento a pie (44%) y el autobús (37%). Los ciudadanos usan estos medios por comodidad en el 58 por ciento de los casos, mientras que para el 15 por ciento influye mucho más otros factores como el ahorro o no tener otro medio alternativo, como es el 14 por ciento de los casos.

Además, indica que en el último año ha aumentado el número de ciudadanos que admiten utilizar el móvil o smartphone mientras conduce a nivel nacional. En Sevilla, tres de cada diez encuestados lo hacen, aunque más del 96 por ciento asegura que lo hace con manos libres, pero un cuatro por ciento reconoce utilizarlo para hacer llamadas y enviar mensajes de WhatsApp.

Igualmente, el 53 por ciento de los encuestados sevillanos utilizan aplicaciones telemáticas para evitar atascos, ahorrar combustible o aumentar su seguridad, y un 43 por ciento de sevillanos, además, afirma utilizar habitualmente aplicaciones móviles para la gestión de su movilidad como SeviBus o MyTaxi, más de diez puntos por encima del porcentaje a nivel nacional (32%) y superando el 42 por ciento de Madrid.

En esta línea, la mitad de los sevillanos encuestados (49%) ya han compartido coche gracias al gran impulso de las aplicaciones que lo promueven en los últimos años y el once por ciento lo hacen habitualmente. Entre los motivos se encuentran, el ahorro (80%), seguido por la comodidad (14%) y la reducción en el impacto medioambiental (6%). Esta iniciativa es llevada a cabo especialmente por los más jóvenes.

LA MOVILIDAD EN EL CENTRO

Según el estudio, en Sevilla sólo dos de cada diez encuestados utiliza el coche para acceder al centro de la ciudad. Algunas de las propuestas que se han barajado como solución al problema de la movilidad en las grandes ciudades, y que se han planteado en el Foro de Movilidad, tienen gran aceptación, como es que un 80 por ciento de los encuestados en Sevilla admite que utilizaría el transporte público para sus desplazamientos habituales si fuera gratuito.

Sin embargo, otra de las propuestas más habituales, e implementada en ciudades como Londres, la de cobrar el acceso de los coches particulares al centro de las ciudades, no cuenta con la aceptación de los sevillanos y un 61 por ciento de ellos se muestran en contra. Cada vez son más los sevillanos que se decantan por el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual (16%) y más del 66 por ciento hace uso del carril bici.

LA OPCIÓN ELÉCTRICA

Más del 65 por ciento de los sevillanos creen que el coche eléctrico es la solución ideal para la movilidad en las ciudades. Al 92 por ciento de los encuestados les gustaría utilizar un coche eléctrico, aunque nunca lo han hecho, un 14 por ciento más que en 2015. Y es que sólo un cuatro por ciento lo han utilizado alguna vez. En general, la principal desventaja que se percibe en el vehículo eléctrico en comparación con el de combustión es la inexistencia de la red de recarga (66%), seguida de la autonomía (48%) y la percepción de un elevado coste (42%).

La directora del Foro de Movilidad y CEO de Alphabet, Rocío Carrascosa, asegura que "Sevilla también está viviendo una revolución en la movilidad y, en la próxima década, veremos vehículos menos contaminantes, más conectados y con mayores prestaciones en conducción autónoma". Uno de los pasos urgentes que, según estos resultados, hay que dar en las ciudades es la adaptabilidad, donde siete de cada diez sevillanos consideran que su entorno "no está suficientemente adaptado a las necesidades de movilidad de las personas con movilidad reducida".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.