Arabia
Mapa de Arabia Saudí. ARCHIVO

Las autoridades de Arabia Saudí han detenido a varios jóvenes, hombres y mujeres no residentes en el reino, acusados de participar en una fiesta mixta en la ciudad de Yeda, en el oeste del país, según ha informado este martes la Policía.

Las detenciones fueron realizadas después de que fuera publicado un vídeo en la página web YouTube a través del cual se pudo identificar a los detenidos en la fiesta, celebrada en la azotea de un edificio, según un comunicado del portavoz policial de la región de La Meca, Aatia al Qurashi.

La nota añade que las fuerzas del orden detuvieron a varios de los participantes, sin precisar el número, de distintas nacionalidades árabes, aunque no especificó los países de procedencia.

La grabación de la fiesta, que dura apenas un minuto, se hizo viral en las redes sociales, y hasta el momento ha sido vista por más de 200.000 personas.

Una de las participantes grabó el vídeo de la celebración, el cual fue publicado el pasado 20 de diciembre por una de sus amigas, según el periódico saudí Okaz.

Además, el diario agregó que las fuerzas de seguridad lograron localizar el lugar donde fue grabada la escena ya que, en un momento del vídeo, se aprecia la gran bandera de la ciudad de Yeda.

Las leyes saudíes, basadas en una interpretación estricta de la sharía o ley islámica, prohíben este tipo de fiestas y establecen la separación de hombres y mujeres en los espacios públicos.

El pasado junio, un tribunal de Al Taif condenó a diez meses de prisión y a 200 latigazos a once jóvenes acusados de reunirse con mujeres en un área de descanso.

Y en Irán, otro país donde rige la ley islámica, un grupo de jóvenes fue condenado a recibir latigazos y penas de cárcel por celebrar una fiesta conjunta en la que bailaron la canción de Happy, de Pharrell Williams.