"Las empresas manufactureras tienen grandes intereses en los países europeos, con importantes cuotas de mercado. En el caso de España, más del 96 por ciento de las ventas totales de cigarrillos son realizadas por cuatromanufactureras. De manera que parece lógico que haya una correspondencia entre sus volúmenes de venta y sus compromisos de compra con los productores españoles", han afirmado los representantes de los cultivadores, explica la OITAB en nota de prensa.

Al respecto, han añadido que "los cultivadores españoles han realizado un importante esfuerzo en los últimos años y han conseguido situar al tabaco en rama español en un nivel de calidad que es apreciado por los compradores de hoja".

En esta línea, tras la reunión mantenida, han apuntado también que "en la actualidad tan sólo dos de las cuatro grandes manufactureras tienen acuerdos de compra en vigor e incluso una de ellas ha dejado de comprar tabaco español"; y han apuntado que "una disminución de las cantidades producidas en las explotaciones de los cultivadores supondría poner en riesgo la viabilidad de las mismas".

Asimismo, sobre la situación del tabaco Burley, variedad cuya demanda "ha caído considerablemente" en los últimos años, desde OITAB, se ha pedido a la Junta de Extremadura la elaboración de un plan "estratégico" que contribuya al "sostenimiento" de esta variedad, que es empleada en la elaboración de tabaco "negro", utilizando las herramientas del Desarrollo Rural de la PAC.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.