Tras conocerse que la Junta ha decidido que el proyecto del Atrio de la Alhambra "no se lleve a cabo" -después de que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), máxima autoridad en materia de patrimonio mundial, lo haya considerado "demasiado invasivo"- Trinitario Betoret ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que es un momento "interesante" para "poner sobre la mesa" un proceso de definición de "un centro de recepción de visitantes que ha sido la demanda nuestra desde hace muchos años".

"La necesidad sigue estando" y, en este sentido, Betoret ha apostado por "reabrir la cuestión" más allá del proyecto Atrio sobre el que la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo mostró en su momento su preocupación por que "impidiera el flujo de visitantes a la ciudad" con una oferta gastronómica y de servicios con la que "se alejaba todavía más, si cabe, la Alhambra" del centro urbano.

"Si bien veíamos necesaria una adaptación o una nueva construcción de centro de visitantes, veíamos que éste no era el camino por volumen y por exceso de oferta" entrando a "satisfacer o a cubrir unas necesidades que Granada capital podía cubrir de sobra" con sus establecimientos, ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Granada.