A preguntas de los periodistas, López Gil ha añadido que "antes tenían un discurso populista que se reflejaba en aquella copla que siempre cantaba de 'si yo fuera alcalde todas las cosas que uno podría hacer', pero cuando uno está gobernando se encuentra con la realidad".

En este sentido, ha añadido que "cuando ya no propone qué va a hacer para cambiar la situación, sino que empieza a decir que miren a otra ventana, es la constatación de que ha fracasado el proyecto del alcalde".

El delegado de la Junta ha asegurado que "estamos por que Cádiz se relance, y me gustaría hacer muchas más cosas, pero no es fácil porque el Ayuntamiento no lo pone fácil". Así, ha añadido que "si es una lucha para que los chiringuitos se queden todo el año, imaginar

para otro tipo de proyectos más grandes".

López Gil ha recordado que fue su partido, el PSOE, "quien pusimos al alcalde, pero para mí es un golpe el fracaso de un proyecto político que se reflejó en esa simpleza de echar la culpa a otro". "Entendimos que el proyecto alternativo en Cádiz que era el del PP no es que fuera mejor", pero "es evidente que no estamos satisfechos de cómo están ocurriendo los acontecimientos en Cádiz. El cambio no ha salido bien", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.