El portavoz municipal del PP, José María Bellido
El portavoz municipal del PP, José María Bellido EUROPA PRESS

A este respecto y en rueda de prensa, Bellido ha señalado que "el problema es que la alcaldesa y este equipo de gobierno se obcecan en solo negociar con una parte del Pleno", cuando resulta que, "si hubo acuerdo en las ordenanzas fiscales" para el próximo año, "fue por el empeño" del PP en "llegar a un acuerdo, si ello implicaba que no subiera el IBI, a pesar de todo el recelo y las trabas del equipo de gobierno".

A juicio de Bellido, la cuestión es que la alcaldesa, la socialista Isabel Ambrosio, al comprobar cómo esta semana se han puesto "en entredicho los acuerdos que tiene con Ganemos, su único empeño, en declaraciones públicas y también en los gestos que ha tenido, ha sido solo el de mirar hacia Ganemos e intentar reconstruir esos acuerdos".

De hecho, según ha lamentado Bellido, "con el PP no parece que haya ninguna intención de llegar a acuerdos o de negociar los presupuestos", debiendo ser el gobierno local, en cualquier caso, el que diera el primer paso abrir esa negociación, que "debe ser seria" y teniendo en cuenta que el PP "nunca" se negará a sentarse "en una mesa con nadie", aunque con la condición de que "hay que cumplir con las reglas fiscales", refiriéndose así al cumplimiento de "la regla de gasto".

ORDENANZAS FISCALES

Por otro lado, ha anunciado la presentación por el Grupo Popular de dos nuevas alegaciones al expediente de ordenanzas fiscales del Ayuntamiento para 2017, advirtiendo además al gobierno local que, "si incumple el acuerdo de que el IBI no sube para nadie, no contará con el respaldo o la abstención del PP".

En concreto, los populares se oponen a la pretensión del gobierno municipal de "subir un seis por ciento el IBI" a determinados bienes inmuebles de naturaleza urbana, pero sin uso residencial y a los que se aplica "un tipo diferenciado", en función de su valor catastral y de si tienen uso de almacén, comercial, para enseñanza, ocio y hostelería, industrial, deportivo, de oficinas, público, religioso, espectáculos y sanitario.

Junto a ello, el PP también presenta una alegación "para cerrar el debate sobre el recargo del 50 por ciento" en el IBI que, según ha afirmado Bellido, pretende aplicar el gobierno municipal a las viviendas vacías, incorporando para ello "jurisprudencia" diversa que "tumba" ordenanzas fiscales similares de otros ayuntamientos, ya que, además, para aplicar dicho recargo, que los populares quieren "que se retire" del expediente de ordenanzas fiscales, Vimcorsa elabora "un censo de viviendas desocupadas con fines fiscales", que "no se ajusta a derecho".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.