Como consecuencia de los seísmos sufridos en la ciudad de Lorca en mayo de 2011, el Claustro de Santo Domingo sufrió daños considerables, lo que hizo totalmente necesaria su rehabilitación y acondicionamiento.

Del Claustro se conservan únicamente tres de sus cuatro lados originales, y el cuarto fue eliminado sobre 1860 con las reformas urbanísticas de las calles Alberca, Santo Domingo y la actual Lope Gisbert.

El Claustro fue levantándose a lo largo del siglo XVII, íntegramente en piedra, y en su ejecución participaron los canteros Antonio de la Rosa y Lorenzo de Mora.

Las obras que se ejecutarán en estos arcos, con grado de protección 1, consisten en la restauración de los elementos pétreos del claustro; desmontaje y retirada de pavimento de la plaza hasta descubrir las balsas de los pilares; ejecución de estructura autoportante, independiente de los edificios colindantes, para estabilización y arriostramiento del claustro.

Tras esto, se procederá al transporte y montaje con recolocación en su situación original de todos los elementos del claustro restaurado y se instalará una nueva iluminación para resaltar los arcos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.