Las lluvias torrenciales recientes y un hundimiento del terreno parecen estar en el origen de la rotura de este punto de canalización de aguas residuales, según ha informado Emasesa. El plan de obras de emergencia contempla una previsión de inversión de 750.000 euros para la sustitución del tramo dañado subterráneo por un 'by pass' exterior paralelo a un paso elevado próximo así como el refuerzo de los sistemas de bombeo.

Las obras, con una duración aproximada de 20 días, están ya en ejecución y se mantendrán durante las 24 horas del día en tres turnos para la agilizar al máximo la actuación y la restauración del funcionamiento normal de la estación depuradora.

Desde ayer mismo parte del flujo de aguas de la cuenca sur afectada se está derivando a otras cuencas para su tratamiento y depuración.

Paralelamente, se ha desplegado el protocolo de control de calidad de aguas del Guadaíra y protección del medio ambiente de manera que se minimice la afección de vertidos de aguas que, "en ningún caso, tiene efectos para el consumo".

Los trabajos de control y prevención se dirigirán desde una comisión de seguimiento con la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y sobre el muestreo diario que Emasesa ya desarrolla en diferentes puntos de un cauce crecido por las lluvias.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.