La junta de gobierno del colegial, a instancias de la comisión deontológica, inició el procedimiento tras la denuncia presentada a principios de año de un posible caso de intrusismo practicado por una persona que había ejercido como auxiliar de clínica veterinaria, según ha explicado en una nota el Colegio de Veterinarios de Sevilla.

Tras consultar el Registro de Centros Veterinarios Homologados se comprobó que la clínica veterinaria había sido dada de alta con un veterinario titular que poco después fue despedido. Sin embargo, tras solicitar la baja en el Registro, la auxiliar decidió continuar la actividad sin contar, además, entre su personal, con ningún veterinario titulado, requisito imprescindible para ejercer la actividad según la normativa de Colegios profesionales y el Reglamento para el Ejercicio Profesional de Clínica en Animales de Compañía.

Ante la dificultad de recabar pruebas, el colegio abrió una investigación que permitió comprobar cómo la auxiliar atendía directamente en la consulta, vacunando, diagnosticando y tratando a las mascotas, y contar con evidencias suficientes para presentar la denuncia en un juzgado de guardia de Sevilla.

El presidente del Colegio, Ignacio Oroquieta Menéndez, se personó recientemente en el juzgado nº 17 de Sevilla para ratificar la denuncia y la corporación ya ha anunciado que se personará en el caso en representación del colectivo profesional, ante el riesgo que supone para la salud pública.

Oroquieta ha señalado que el aumento en los últimos años de casos de intrusismo y denuncias de 'mala praxis' y de personal sin cualificación "ha llevado al colegio a intensificar los controles" y ha anunciado que la próxima semana se pondrá en marcha en medios de comunicación y cines, una campaña de conjunta de los ocho colegios oficiales de veterinarios de Andalucía, en la que se alerta contra el intrusismo profesional y que se explica a los propietarios de mascotas cómo detectar el fraude y reconocer los centros veterinarios homologados y el ejercicio profesional veterinario de calidad.

La Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla es un órgano autónomo encargado de velar por el cumplimiento del Código Deontológico de la profesión veterinaria. Se reúne, al menos una vez al mes y dirime las denuncias y conflictos en el ámbito profesional veterinario de la provincia de Sevilla. En su última reunión, la comisión analizó ocho nuevas denuncias, una de ellas de nuevo caso de intrusismo y otra sobre 'mala praxis' profesional.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.