También se tendrá en cuenta la no aplicación del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, un indicador que obliga a pagar cuotas muy por encima de las establecidas en las hipotecas que tienen como referencia el Euríbor, ha explicado la vicepresidenta, Mónica Oltra.

El cumplimiento de la paridad de género en los órganos directivos; la integración de personas con diversidad funcional en un porcentaje superior al legalmente establecido y la observación de estándares de sostenibilidad ambiental, de prácticas de reciclaje y de eficiencia energética también serán tenidas en cuenta, tal y como se especifica en el pliego de cláusulas administrativas.

Estas son algunas de las medidas del nuevo contrato que fija las condiciones de las operaciones de crédito y tesorería de la Generalitat y del sector público con las entidades financieras, del cual ha sido informado el Pleno del Consell.

Estos servicios incluyen, por una parte, la concesión de líneas de crédito y, por otra, los servicios bancarios de cuentas, recaudación, cobros o pagos, todos ellos necesarios para el normal funcionamiento de la Tesorería de la Generalitat y del sector público valenciano.

El nuevo Banco público de la Generalitat podrá subrogarse a las líneas de financiación suscritas hasta la fecha por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el marco de este contrato.

El importe máximo del contrato es de 28 millones de euros (IVA exento). De esta cantidad, 12 millones corresponden al coste de servicios financieros y 15 millones al coste estimado de los intereses. El plazo de vigencia del contrato será de dos años y podrá ser prorrogado por dos periodos adicionales de un año.

No habrá ningún límite en cuanto al número de entidades financieras que puedan ser seleccionadas. Asimismo, tampoco se exigirá una puntuación mínima para que las ofertas sean aceptadas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.