Olga García y José Luis Navarro en rueda de prensa
Olga García y José Luis Navarro en rueda de prensa EUROPA PRESS

El consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, ha dado cuenta en rueda de prensa de esta convocatoria de ayudas que cuenta con un presupuesto total de 4.388.000 euros, casi el doble que la anterior, y cuya orden ha sido publicada este viernes en el Diario Oficial de Extremadura.

Además de las ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas la convocatoria establece también subvenciones para otros equipos de producción de energías renovables, como son la biomasa, la solar térmica (agua caliente), biogás (purines), geotermia e hidrotermia.

Los beneficiarios son tanto las personas físicas que quieran instalar en su vivienda uno de estos sistemas para la producción de electricidad o calor, como empresas para su utilización en naves industriales o locales, como municipios y entidades locales menores.

La principal novedad de la presente convocatoria, según ha explicado Navarro, es la inclusión en la convocatoria de ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas destinadas al autoconsumo, una tecnología que es "normal" en otros países y que en España vive una "situación excepcional" debido a "alianza" que mantienen el Ejecutivo de Mariano Rajoy y los grandes grupos de producción de energía.

En concreto, estas ayudas tratan de animar a la instalación de placas fotovoltaicas que se vieron afectadas a finales de 2015 por la instauración del denominado "impuesto al sol" mediante la aprobación de un Real Decreto que establece algo tan "asombroso", ha dicho Navarro, como el pago de la energía consumida cuando no se está conectado a la red eléctrica, que se denomina "peaje de respaldo".

El mandatario extremeño ha explicado que confía en que el actual arco parlamentario consiga a lo largo de la legislatura derogar este decreto aprobado por el Gobierno del PP, ahora en minoría en el Congreso, pero mientras tanto el Ejecutivo regional ha decidido apostar por este tipo de ayudas que se encuentran incluidas en la Estrategia de Especialización Inteligente de la comunidad autónoma en lo que respecta al ámbito de las energías renovables.

El consejero ha señalado además que el impulso de este tipo de instalaciones permitirá una distribución de las ayudas por toda la comunidad, favorecerá la creación de empleo de empresas instaladoras locales, y asimismo permitirá combatir el cambio climático.

CINCO AÑOS PERDIDOS

El consejero extremeño ha arremetido contra la política del Gobierno del PP desde enero de 2012, debido a la "alianza" formada entre los grandes grupos de producción de energía del país el Gobierno central, unidos en una "batalla incomprensible", ha dicho, en contra de la producción de energía renovable para el autoconsumo en España.

"Llevamos cinco años perdidos desde el punto de vista de la producción de electricidad", ha dicho Navarro, a pesar de que "el futuro energético" estará basado en las energías renovables. "No hay nada igual en el mundo", ha señalado el consejero al referirse al 'impuesto al sol'

TRES LÍNEAS DE AYUDAS

La convocatoria de ayudas aprobadas por la Junta establece tres líneas de subvenciones en función de los beneficiarios. Por un lado están las personas físicas que quieran instalar calderas de biomasa para la producción de calor, o bien placas fotovoltaicas para la generación de electricidad.

En este caso pueden destinarse para el autoconsumo de una vivienda conectada a la red (de la que consume cuando las placas no generan energía), o bien para viviendas aisladas que no cuentan con conexión a la red eléctrica.

El consejero ha señalado que se ha tomado como coste de referencia para la instalación de cada kilovatio de pico (kWp) un importe de 2.500 euros, de tal modo que para una vivienda tipo en la que se instalen 2 kWp instalados, la cuantía de la subvención ascendería a 2.000 euros. En el caso de las instalaciones para autoconsumo el máximo subvencionable es de 5 kWp.

Los beneficiarios de las otras dos líneas de subvención son los municipios y las empresas, en cuyo caso no hay máximo de potencia instalada, si bien la ayuda máxima será de 30.000 euros por instalación.

En el caso de las empresas, incluidos autónomos y proveedores de servicios energéticos, además de las placas fotovoltáicas, son objeto de subvención de entre un 30 y 45 por ciento de la inversión las instalaciones de sistemas de producción de electricidad y/o calor a partir de la biomasa, solar térmica (agua caliente), biogás, geotermia e hidrotermia.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.