Reunión de partidos y conservacionistas en Santiponce.
Reunión de partidos y conservacionistas en Santiponce. CEDIDA.

La casa de la cultura de Santiponce (Sevilla) acogió el pasado 30 de noviembre una "mesa de trabajo", en la que las fuerzas políticas y los colectivos culturales y conservacionistas debatieron en torno a la situación que atraviesa el monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 por Guzmán el Bueno, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y escenario el pasado mes de agosto del conocido expolio de dos azulejos del siglo XVI.

En esta sesión de trabajo, en concreto, participaron el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento poncino, Justo Delgado (PA); representantes de las asociaciones culturales Ben Baso, Niculoso Pisano y la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa); la asociación local de amigos del monasterio de San Isidoro; y miembros de IU-CA, el PP y el PSOE.

Esta reunión de debate se celebraba tiempo después de que la situación de este monumento, una verdadera joya artística que combina el arte gótico, el mudéjar y el barroco, pero que no goza de la suficiente proyección y conocimiento por parte de la sociedad civil, saltase al primer plano de la actualidad, como consecuencia de la sustracción de dos azulejos del siglo XVI, obra del ceramista Niculoso Pisano, que ornaban una de las paredes del majestuoso Claustro de los Muertos.

El debate suscitado tras este expolio, en ese sentido, ha girado especialmente en torno al declive del monumento por la reducción de su personal y su régimen de visitas, toda vez que el pasado mes de octubre, el pleno del Ayuntamiento de Santiponce acordó reclamar a la Junta de Andalucía la restitución del antiguo régimen de visitas del enclave, con su apertura de nuevo los domingos y días festivos, y la rehabilitación "integral" del mismo. Después, la comisión de cultura del Parlamento de Andalucía aprobó una proposición no de

Ley (PNL), para que el monumento recupere su antiguo régimen de visitas a partir del 1 de enero de 2017.

LOS DUEÑOS DEL MONUMENTO

Y es que aunque el monasterio de San Isidoro del Campo pertenece a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, sus usos están cedidos a la Junta de Andalucía mediante un convenio firmado entre ambas partes, toda vez que el sector del claustro principal y la torre barroca del monumento están pendientes de una actuación de rehabilitación, como la acometida años atrás sobre el ala correspondiente al Claustro de los Muertos y la capilla del Cristo de Torrijos.

De cualquier modo, la mencionada mesa de debate celebrada el pasado 30 de noviembre en la casa de la cultura de Santiponce sirvió no sólo para repasar la situación que atraviesa el monumento, sino para plantear propuestas de cara a mejorar su situación y conseguir que el monasterio cuente con la proyección, difusión y conocimiento que merece.

Según el documento de conclusiones de dicho encuentro, recogido por Europa Press, varios de los participantes en el debate apostaron por reclamar a la Junta de Andalucía, competente en materia de patrimonio histórico y gestora del recinto, la elaboración de un "plan director" para el monumento, así como compromisos de inversiones tanto para la conservación del sector ya restaurado, como para emprender la recuperación del ala del monumento aún pendiente de rehabilitación.

"INSISTIR UNA Y MIL VECES"

Es en ese punto en el que el exalcalde poncino José López (IU-CA) habría avisado de que la redacción de un plan director para el monumento "no es la panacea", pues el conjunto arqueológico de Itálica, también en Santiponce, cuenta con dicho instrumento y también sufre la carestía de recursos y atención. No obstante, admitía la necesidad de "insistir una y mil veces" en demandar más recursos para el monumento.

Por parte del PP, en ese sentido, Carolina González Vigo habría apostado por implicar más a la Diputación provincial en la mejora del monumento, señalado a la sociedad provincial Prodetur, encargada de la promoción turística del territorio. El socialista José Nicolás González, de su lado, habría calificado de "ridículas" las aportaciones autonómicas para el monumento, avisando además de los inconvenientes que sufre la gestión del monasterio al residir su titularidad en la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos.

El primer teniente de alcalde, el andalucista Justo Delgado, habría apostado también por implicar a la Diputación en el futuro del monumento. La sesión de debate, finalmente, concluyó con la idea de celebrar nuevos encuentros a lo largo de 2017 e invitar a la siguiente reunión a Pedro Respaldiza, historiador y "gran conocedor" del monasterio de San Isidoro del Campo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.