Bana, los ojos tristes de Alepo
La pequeña Bana pasea por las calles de Alepo, entre edificios destruidos por las bombas. Vídeo REUTERS / ATLAS

Bana Alabed, una niña siria de 7 años, que ha captado la atención internacional tuiteando sobre su vida en la zona controlada por los rebeldes en el este de Alepo, no daba señales desde este domingo pero, este lunes ha vuelto a poner un mensaje en la red social.

"Estamos bajo ataque. No tenemos ningún lugar donde ir y cada minuto que pasa se siente como la muerte. Recen por nosotros", escribió la pequeña en Twitter.

El domingo por la tarde, la cuenta de la pequeña, que tenía más de 100.000 seguidores, desapareció. Y este lunes ha vuelto a la normalidad, dando un ápice de esperanza a todos aquellos tuiteros preocupados por la menor y su familia.

"Estamos seguros de que el ejército nos va a capturar ahora. Nos veremos otro día querido mundo. Adiós. -Fatemah #Aleppo", escribio el domingo. Un mensaje lleno de pesimismo que indujo a pensar en lo peor. Poco después, la cuenta era eliminada.

En los últimos días, madre e hija habían expresado su miedo a un final terrible debido a la ofensiva sin precedentes de las fuerzas de Bashar el Asad.

Por eso, muchos internautas se preguntaban el redes sociales dónde están la pequeña y su madre. Pero este lunes todo ha vuelto a la normalidad.