Facebook
Captura de pantalla de la página de inicio de Facebook. Pixabay

Más de 51 millones de empresas en el mundo tienen una cuenta profesional en Facebook y la utilizan para conectar con sus clientes, aumentar su negocio y al mismo tiempo conseguir un retorno de la inversión. Crear una página para un negocio en esta red social es una tarea sencilla. Ya seas emprendedor, empresario o si estás comenzando en el mundo de los negocios, sólo hay que seguir estos ocho pasos.

Las condiciones
Lo primero, además de revisar las condiciones de las páginas de Facebook, es saber toda página empresarial debe estar vinculada a un perfil personal de Facebook. No es necesario mostrar de forma pública quién es el administrador, pero si quieres aprovechar las funciones al completo que ofrece la plataforma, vincularlo es la mejor opción. Puesto que, en caso de no hacerlo, te encontrarás con limitaciones como: necesitar un número de teléfono distinto al del perfil personal, no poder invitar a tus amigos a que den “Me gusta” en la página, no tener una barra de búsqueda, etc.

Tipo de comercio
Debes determinar cuál es el tipo de comercio que quieres promover:

  • Lugar o Negocio local: hace alusión a aquellos negocios que tienen un lugar físico al que poder acudir. Un restaurante, una tienda de ropa, una oficina, por ejemplo. Esta es la única opción de las seis que ofrece Facebook que solicita una dirección, ciudad, código postal y número de teléfono.
  • Empresa, organización o institución: se refiere a los negocios que no tienen un lugar físico específico de atención. Páginas de compra on-line, universidades, bancos.
  • Marca o producto: este apartado hace alusión a productos reconocidos, los que no sólo venden los productores, sino también otras personas o empresas. Adidas, Nike, Puma, Pepsi.
  • Artista, grupo de música o personaje público: esta opción es la más adecuada para las personas que quieren promocionarse a sí mismas. Ideal para aquellos que comienzan su carrera profesional-artística.
  • Entretenimiento: incluye programas de televisión, radio, libros, revistas, teatro, entre otros.
  • Causa o comunidad: hace referencia a las organizaciones sin fines lucrativos. GreenPeace, Save the children…

Escoge categoría
Una vez escojas una de las distintas opciones, tienes que seleccionar una categoría (exceptuando el apartado “Causa y Comunidad”, donde tan sólo hay que incluir el nombre de la asociación).

Las fotos
Después, debes agregar la foto de perfil y encontrar una foto de portada, introducir las palabras claves sobre las que trata tu negocio, personalizar la URL de la cuenta y guardar toda esta información. La foto de perfil debe ser representativa de la empresa, al igual que la de la portada, eso quiere decir que cuando los usuarios de Facebook la vean piensen “Conozco a esta empresa”. Puede ser un logo, una insignia u otro tipo de imagen, pero que vaya ligada con tu marca.

Nombre y palabras clave
En relación a esto, las palabras claves que introduzcas sobre tu negocio determinarán el tipo de personas que accedan a él, por lo que deben ser claras, concisas y estar totalmente vinculadas con lo que promocionas. Así, le darás pistas a Facebook sobre el tipo de audiencia o público que prefieres que encuentre tu nueva página.

Permisos
Otro de los puntos que debes valorar es el permiso de la página y qué tipo de mensajes quieres que puedan publicar los usuarios en ella, tu página de negocio puede ser desde un muro informativo con notificaciones a un espacio de debate donde los clientes puedan comentar y ser contestados.

Anuncios y Ads
Un paso opcional pero recomendable a la hora de finalizar tu página de negocio en Facebook es la activación de anuncios, puesto que la cuenta quedará configurada para cuando quieras lanzar anuncios a través de ella. Cuando haces click en el botón de activación de anuncios, se te abre un formulario donde deberás ingresar los datos de la tarjeta de crédito con la que pagarás tus campañas en Facebook Ads.

Cuéntaselo a todo el mundo
Para finalizar, es fundamental que una vez completes la página, se la envíes a todos tus contactos por email con un mensaje personalizado, además de compartirla tanto por tu perfil personal como por el resto de tus redes sociales. Así, lograrás una mayor visibilidad en el menor tiempo posible y que posibles clientes y compañías conozcan y se sientan atraídos por tu negocio.