Fachada del edificio okupado de La Rimaia, en el Raval de Barcelona.
El Ajuntament ha impuesto al propietario una multa de 25.000 euros por no permitir el uso del bloque para alquiler social. ACN

El Ajuntament de Barcelona ha informado este miércoles que abrirá un expediente contra el dueño del bloque okupado conocido como La Rimaia (Ronda Sant Pau, 12) del barrio del Raval por uso anómalo del edificio durante décadas (desde 1993).

La cantidad máxima que contempla la administración municipal por este tipo de infracción es de 500.000 euros

Según lo que marca el artículo 41 de la Llei del Dret a l'Habitatge, se habría incumplido la función social de la propiedad al haber rechazado de forma reiterada el uso de estos pisos como alquiler social, permitiendo su okupación reiterada.

Máximo de tres multas

De esta forma, se ha abierto expediente contra cinco de las viviendas del inmueble y las multas coercitivas son de 5.000 euros por piso, y 25.000 euros en total para toda la finca. El consistorio puede imponer hasta tres multas, siendo la segunda de 10.000 euros por piso (50.000 en total por el bloque) y la tercera de 15.000 euros por piso y un total de 75.000 euros para la propiedad en su conjunto.

La orden de desalojo de La Rimaia sigue en curso a pesar de la solicitud formal realizada por la propiedad en el juzgado número 31 para su suspensión. La cantidad máxima que contempla la administración municipal por este tipo de infracción es de 500.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.