En este sentido, ha recalcado que en Europa, al igual que ahora en Estados Unidos, "ya hemos tenido otras elecciones y otros referéndums -como el caso del Brexit- que demuestran que se vota en contra de las políticas que benefician a los trabajadores".

Así lo ha indicado el líder sindical de las Islas Baleares, quien ha constatado que los trabajadores norteamericanos tienen "problemas graves" en cuanto a salarios y, sin embargo, "están votando en contra de esa precariedad salaria", mientras que en el caso Europeo "se vota en contra de una mejora de las condiciones de trabajo", ha argumentado el sindicalista.

"Esto nos indica que las clases medias y trabajadoras están votando en contra del sistema establecido y a favor de dinamitar los consensos que había hasta ahora, lo cual nos lleva a una situación muy complicada", ha lamentado García.