Las inmobiliarias siguen pidiendo el aval de 6.000 euros al inquilino. La situación es kafkiana: construyen 455 VPO para sacar al mercado alquileres baratos «y a la larga salen más económicas las rentas normales», comenta J. G. S., una de las afectadas.

Las promotoras de los alquileres chollo continuaban hoy mismo exigiendo a los inquilinos los ya famosos avales de 6.000 euros como condición sin equanum para formalizar el contrato, pese a que el Ayuntamiento confirmó el pasado mes de julio que dichas fianzas eran ilegales. Las inmobiliarias exigen avales equivalentes al alquiler de un año -cuando deberían cobrar sólo un mes de fianza-, bajo «la amenaza de que perderemos el piso y que se lo darán a otro que la pague», confiesa la mujer.

Por su parte, el Ayuntamientro envió ayer un requerimiento por escrito a las promotoras implicadas solicitándoles toda la información relativa a los avales y prohibiendo su cobro hasta que el Consistorio no adopte una decisión al respecto.