La ampliación que el Ayuntamiento de Murcia va a iniciar en el Polígono Industrial Oeste, en San Ginés, va a permitir sacar de los cascos urbanos de pedanías cercanas como Santo Ángel, La Alberca, La Ñora, El Palmar o Sangonera a 2.500 empresas.

Este traslado supondrá una mejora para los vecinos que ahora viven cerca de esas empresas. Se acabarán los ruidos y las molestias de tráfico.

«La ampliación será de 5 millones de m2. Muchas empresas están esperando ese suelo industrial. El nuevo polígono tendrá servicios como gasolineras, bancos... Esperamos que en un año estén los trámites listos para iniciar las obras», explicó Antonio Castillo, concejal de Transporte.

La mayoría de las empresas que se ubicarán son pequeñas industrias de carpintería, cerrajería, chapa, mecánica...

«Hace mucha falta el suelo industrial. Ahora, no queda ni un m2 libre. Los empresarios nos llaman para ver cómo van los trámites. Aquí hay naves desde los 250 m2 hasta los 14.000 m2, dijo Francisco Cabrera, presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono Industrial Oeste.

En estos momentos, las 1.500 empresas instaladas en San Ginés dan empleo a unas 10.000 personas. Además, el Ayuntamiento de Murcia también construirá polígonos en Cabezo de Torres, Cañada Hermosa, Beniaján, Zarandona, Cobatillas y Los Martínez del Puerto.

Los conserveros quieren irse

El presidente de la Agrupación de Conserveros de la Región, José García Gómez, también ha pedido a la consejera de Economía, Inmaculada García, un impulso para trasladar industrias agroalimentarias de los cascos urbanos a los polígonos industriales. García Gómez dijo que muchas empresas que estaban en las afueras de los municipios se han quedado dentro por el desarrollo de los pueblos. El traslado también servirá para modernizar estas industrias.