Los agricultores de El Puerto de Santa María (Cádiz) propusieron hoy que la Guardia Civil retome las labores de vigilancia de las fincas de la zona para evitar "nuevos robos" en sus propiedades, ya que, "aunque la Policía Nacional acude al campo y cumple mínimamente con la vigilancia" apuntaron la "evidente falta de personal", que achacaron a la cercanía con las macroprisiones de Puerto I, Puerto II y Puerto III.

El portavoz de los agricultores portuenses, Manuel Galán, aseguró que en los últimos meses están sufriendo "algunos robos, principalmente de gasoil y en las instalaciones de riego", aunque "sin llegar a la situación de hace un año", cuando estaban "muy mal", viéndose obligados a organizar patrullas nocturnas de agricultores para vigilar sus tierras.

Robos frecuentes

Galán explicó que, actualmente, los propietarios se limitan a "dar una vueltecilla nocturna por las fincas" debido a que "siempre hay robos, aunque no tan frecuentes como antes", a su juicio, motivados por "la cercanía con los penales" y a que los caminos de acceso a los mismos "carecen de vigilancia, están en muy mal estado y nadie se preocupa por arreglarlos".

"Siempre hay robos, aunque no tan frecuentes como antes"

Asimismo, el portavoz de los afectados recordó que las patrullas ciudadanas de hace un año se emprendieron como consecuencia de la retirada de las unidades de la Guardia Civil que habitualmente velaban por la seguridad de la zona.

En respuesta, la Subdelegación del Gobierno de Cádiz atendió a sus demandas destinando una unidad de Policía Nacional para realizar este cometido, "consiguiendo disminuir el número de hurtos".

Sin embargo, según el agricultor, la Comisaría portuense cuenta con "una cuota de efectivos por debajo de la que le corresponde" para hacer frente a la seguridad de la localidad, del municipio vecino de Puerto Real y con el hándicap de las tres macroprisiones.

Por tanto, "siempre estamos en guardia, aunque la situación no es para alarmarse", reconoció Galán. En cualquier caso, reclamó que la Guardia Civil, "que siempre ha llevado el tema rural", retome este cometido, ya que "mientras que la Comisaría de Policía Nacional se ha quedado pequeña y los agentes no pueden abarcar más", la Comandancia de la Benemérita "podría albergar a una dotación mayor para realizar esta misión", ya que, según dijo, el número de efectivos "se ha reducido a la mitad, con entre doce y catorce guardias civiles en la actualidad".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ