Un trabajador ha sido encontrado muerto esta mañana por sus compañeros en una obra de canalización que se realiza en la N-115, en el municipio de Ajalvir, según informaciones de la delegación de salud laboral de la Federación de Metal Construcción y Afines de UGT Madrid.

Estaba dentro de la zanja, a pocos metros de donde se realizaban labores de encofrado

El responsable de Salud Laboral de UGT Madrid, Domingo Martínez, recibió un aviso sobre las 11 horas. Todavía se desconocen las circunstancias exactas de la muerte, pero el obrero apareció en una zanja de 2,5 metros de profundidad, a pocos metros donde se realizaban labores de encofrado para introducir tuberías de 1 metro de diámetro.

"No se sabe lo que ha podido ocurrido, pero estas planchas se han empezando a desprender y estaban volcándose sobre la tierra", indicó Martínez, que subrayó que la víctima pertenecía a una subcontrata empleada por Ferrovial, titular de la obra.

"Probable síncope" 

Fuentes de Emergencias del 112 apuntaron a Europa Press que el parte de defunción apunta a un "probable síncope", ya que el cuerpo no presentaba traumas. "Todo indica, a la espera de la autopsia, a una muerte natural, porque no hay nada que aparentemente le conduzca al óbito", añadieron.