Según tales fuentes, las instalaciones militares, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, cuentan con su propia oficina de correos, con lo que los estadounidenses radicados en la base y su área de influencia cuentan con esa facilidad a la hora de ejercer su derecho al voto. En estos momentos, según las citadas fuentes, en la base de Morón prestan servicio unos mil militares estadounidenses, en su mayoría pertenecientes al cuerpo de Marines, más 15 funcionarios de dicho país y unos 70 trabajadores de

Vectrus, la empresa norteamericana encargada de los servicios de mantenimiento y conservación del recinto militar.

Del mismo modo, hay que contar con las familias de muchos de los militares estadounidenses que han llegado a la base de Morón acompañados de sus familiares, así como con otros ciudadanos de Estados Unidos afincados en el área de influencia de la base.

De cualquier modo, para ejercer el derecho al voto, aquellos que lo hayan hecho se han registrado oficialmente en su estado original de residencia, tal y como marcan las leyes que regulan el derecho electoral en Estados Unidos, para después votar "por correo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.