Según consta en la calificación provisional, consultada por Europa Press, los acusados eran los encargados de dirigir la patera desde Argelia hasta las costas españolas a cambio de una cantidad de dinero no determinada "en connivencia" con otras personas que habrían organizado la travesía con la que los inmigrantes pretendían alcanzar territorio europeo de forma ilegal.

En este sentido, cada uno de los ocupantes de la patera habría pagado por el viaje en torno a 500 euros en contraprestación por facilitarles la entrada a España en una patera de cinco metros de eslora y dos de manga, que carecía de las "mínimas medidas de seguridad como podía ser la posesión de un chaleco salvavidas".

Igualmente, según añade el Ministerio Público, la embarcación carecía de iluminación alguna y el número de personas que viajaba en ella "era superior al debido en atención a la naturaleza y características de la misma". Del mismo modo, el estado de la mar "era marejadilla", llegándose por los inmigrantes durante el trayecto a temer por su vida debido al oleaje".

Estas circunstancias son las que "asumieron" los acusados al dirigir la embarcación de acuerdo con los organizadores del viaje, que tuvo lugar el pasado 4 de septiembre, si bien la patera fue rescatada a unas 34 millas náuticas de Mesa Roldán, en Carboneras (Almería) por una patrullera de la Guardia Civil, que efectuó el rescate. Los acusados serán enjuiciados en la Audiencia Provincial de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.