Según ha indicado la Guardia Civil en una nota, para el desarrollo de esta operación, realizada entre finales de 2014 y agosto de 2016, se ideó un plan de especial vigilancia en los márgenes del río para localizar las construcciones irregulares, usurpaciones de terreno público y la proliferación de embarcaderos que permitiesen su uso a grupos organizados relacionados con el tráfico de drogas, resultando investigadas 123 personas.

La operación ha contado con una zona de actuación de una franja de terreno lineal de aproximadamente 3.800 metros de longitud, comprendida entre la unión del arroyo Madre Vieja al río Guadarranque, en el término municipal de Los Barrios, y las inmediaciones a la Calle Molino, de la Estación de San Roque.

Finalmente, se ha cerrado con 28 personas investigadas por su presunta comisión de irregularidades penales, 95 personas identificadas con distintas funciones dentro de las tramas delictivas, 24 atestados por delitos sobre la ordenación del territorio, así como 75 denuncias por infracciones administrativas en materia de Urbanismo, Aguas y Costas, remitidas a los ayuntamientos de Los Barrios y San Roque, Consejería de Medio Ambiente y Demarcación de Costas, respectivamente.

La Guardia Civil ha indicado que además de las patrullas del Seprona, en esta operación han colaborado otras unidades de la Comandancia, como Patrullas de Seguridad Ciudadana, Grupo de Actividades Subacuáticas, Servicio Marítimo y Policía Judicial.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.