La Junta Militar de Birmania (Myanmar) anunció hoy que espera mantener "relaciones fluidas" con Aung San Suu Kyi, la Premio Nobel de la Paz y líder del movimiento democrático que está en arresto domiciliario desde 2003.

El anuncio, publicado en la portada del rotativo Nueva Luz de Myanmar, se produce un día después de que los militares designaran a un interlocutor oficial para establecer cauces regulares de comunicación con Suu Kyi.

La designación del viceministro de Trabajo, general Aung Kyi, como encargado de esas relaciones fue divulgada anoche por la televisión estatal y de nuevo recordada hoy por el periódico, el órgano de propaganda del régimen.

Un gesto

El medio indica que ese nombramiento es un gesto hacía el enviado especial de la ONU para Birmania, Ibrahim Gambari, que a primeros de este mes propuso a la Junta Militar que creara un conducto oficial con Suu Kyi, de 62 años y jefa de la Liga Nacional para la Democracia (LND).

Gambari llegó a Birmania en medio de las condenas internacionales contra la brutal represión ejercida por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes que pedían la democratización del país, protestas en las que murieron 16 personas.