Vagaban solos o en grupo por algún parque o solar de la capital. Entre los meses de junio y agosto pasados, los técnicos del Laboratorio Municipal recogieron en Sevilla tres animales cada día. ¿Muchos? Quizás, pero son bastantes menos que el año pasado, cuando los técnicos rescataron hasta cuatro animales por jornada.

Los datos de abandono de animales han dado un giro inesperado este año. Durante el verano pasado estos casos han descendido hasta un 28% en comparación con los resultados del mismo trimestre de 2006.

Los microchips identificativos obligatorios o la existencia de residencias especializadas para animales son algunos de los aspectos que, según los expertos, han podido influir en que se hayan obtenido las cifras de este año.

Más gatos

En total, los técnicos se han llevado a la perrera municipal a 122 perros y 147 gatos, la mayoría de estos últimos en colonias y a petición de algunos vecinos. Allí permanecen a la espera de ser reclamados por sus dueños o de ser acogidos por una nueva familia.

Aunque los perros y los gatos han sido los más numerosos, no son ni mucho menos los únicos animales que se han encontrado deambulando en distintas zonas de la capital. Los ayudantes laceros han llegado a capturar una lechuza, un hurón, una serpiente, un erizo, dos iguanas, una tortuga, diez conejos e, incluso, una oveja.