F. C. V., acusado del tiroteo ocurrido el 26 de febrero de 2006 en el hospital Virgen del Rocío, ha sido condenado a 30 años y 6 meses de cárcel; la Fiscalía reclamaba 42 años y 6 meses de prisión. En el suceso, E. S. G. perdió la vida tras recibir tres disparos, y quedó herida grave su madre, D. G. F. La sentencia recoge, además, que el acusado de este delito de asesinato consumado, asesinato en tentativa y tenencia ilícita de armas deberá indemnizar a la pareja del fallecido con 99.305 euros y a cada uno de sus cinco hermanos menores de edad con 41. 377, más 8.275 euros al padre de la víctima.