Ir en silla de ruedas en tren, bus o taxi es un vía crucis
María García es uno de los 22.000 valencianos con discapacidad. Ella suele desplazarse en autobús (Paco Llopis).
Las personas con movilidad reducida de Valencia han visto mermada su oferta para desplazarse a otras localidades cercanas a través de los trenes de Renfe. El servicio de buses y taxis también deja que desear.

Desde julio, las personas con discapacidad no pueden usar los trenes de cercanías porque no tienen plazas para ellos ni rampas, según han confirmado en el propio teléfono de Renfe para reservar los billetes (902 240 505).

De esta forma, en la actualidad, sólo pueden desplazarse a través de los regionales, que cuentan con menor frecuencia de paso, y con los de larga distancia, que son mucho más caros. En todos los casos deben llamar con 48 horas de antelación.

Hay que llamar con 48 horas de antelación si un discapacitado quiere viajar en tren

Éste es uno de los motivos de queja de María José Fabregat, usuaria discapacitada de Renfe: «Antes solía usar Cercanías para desplazarme de Castellón a Valencia. El otro día me tuve que gastar 37 euros en un Euromed porque los horarios de los regionales no me acoplaban».

El motivo de este cambio es el nuevo protocolo de ayuda a los viajeros que Fomento puso en marcha en julio.

Este nuevo servicio de reserva telefónica garantiza la ayuda de un grupo de operarios al viajero que sufre algún tipo de discapacidad. Sin embargo, en el caso de los cercanías, sólo en los últimos modelos (Civia) ya adaptados se puede solicitar.

Los discapacitados no sólo se encuentran con trabas a la hora de viajar en tren. En Valencia ciudad sólo hay 12 taxis adaptados, por lo que recomiendan pedirlos con un día de antelación.

En la ciudad de Valencia sólo hay 12 taxis adaptados

Mientras, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) presta un servicio puerta a puerta con dos modalidades: un servicio fijo que se solicita una vez al año y otro esporádico que se puede pedir con 48 horas de antelación.

Sin embargo, una usuaria que prefiere no identificarse se queja de que «se estropean mucho y sólo hay cuatro buses, con lo cual suele haber retrasos».

«No siempre se planifica el viaje»

Fuentes de Renfe aseguran que la Línea C-1 Valencia-Gandia cuenta con dos civias, pero en el teléfono de reserva aún no ofrecen la posibilidad de usarlos. «En Valencia no hay cercanías para minusválidos», afirman. El presidente de la Confederación de Discapacitados en la Comunitat (Cocemfe), Carlos Laguna, ha criticado que «no siempre se puede avisar con 48 h de antelación».