Hay una epidemia. Premià de Mar y Vilanova i la Geltrú completarán junto a Palamós y L’Ametlla de Mar los cuatro centros de atención a delfines incluidos en el Plan Ulises de la Generalitat. Se pretender atender a los cetáceos que lleguen a las costas catalanas enfermos por una epidemia que les afecta a los pulmones y los nervios.