Pocos buses en la nueva estación de Príncipe Pío
Grandes carteles y muchos paneles, ayer en el intercambiador de Príncipe Pío. (Jorge París)

Más comodidad, pero poca información y menos autobuses. A pesar de que el nuevo intercambiador de Príncipe Pío lleva funcionando cinco meses al 20% de su capacidad, no fue hasta ayer cuando se abrieron al tráfico sus nuevos túneles, que conectan la estación directamente con la A-5 (autovía de Extremadura).

El intercambiador dará servicio a 210.000 usuarios diarios, aunque ayer sólo funcionaban 6 de sus 20 rutas. Muchos viajeros, perdidos sin saber dónde coger el autobús, protestaban por la falta de carteles y de información.

Un conductor asegura que el tiempo que tarda en cada trayecto es similar al que hacía en superficie.
Desde la Consejería de Transportes se anunció que los túneles aliviarían el tráfico y la contaminación, ya que quitarían de la superficie 2.500 vehículos diarios. Además ahorrarían 45.000 horas anuales a los viajeros. Sin embargo, uno de los conductores consultados por 20 minutos, aseguró que el tiempo que emplea en cada trayecto es muy similar al que hacía en superficie porque «al acabar el túnel nos comemos los atascos de la A-5».

Mayor confort

En cuanto a instalaciones, se ha ganado en confort: se facilita el intercambio entre las Líneas 6 y 10 de Metro y las líneas C-7 y C-10 de Cercanías. La infraestructura cuenta con 32 dársenas con información en braille repartidas en dos plantas desde las que saldrán una línea de autobuses urbanos (la 33) y otras 19 de interurbanos que darán servicio a municipios como Alcorcón, Móstoles, Navalcarnero, Brunete, San Martín de Valdeiglesias y Villaviciosa de Odón.

El intercambiador «no funcionará a pleno rendimiento hasta diciembre», aseguraron ayer desde Transportes, ya que los autocares irán dejando progresivamente las paradas del paseo de la Florida.

Asi será el traslado

Mañana: Entrarán en servicio la 512 (hasta Alcorcón) y la 513 (Alcorcón, por el polígono Urtinsa).

Jueves 11 de octubre: Comenzarán a circular la 516 (Alcorcón, por la Universidad Rey Juan Carlos) y la 518 (Villaviciosa de Odón).

Lunes 15 de octubre: Los viajeros podrán empezar a usar los buses de la 521 y la 523, las que tienen un mayor número de usuarios ya que ambas finalizan en Móstoles.

A Segovia: La compañía, que cubre el servicio de autobuses Madrid-Segovia (La Sepulvedana) será la última en incorporarse, aunque aún no se ha fijado ninguna fecha.

El resto van con retraso

Además del intercambiador de Príncipe Pío, en abril se abrió el de la plaza Elípitica. Hasta el momento, son los únicos que ya funcionan. Los de Moncloa y plaza de Castilla, que sólo tiene habilitada una planta, se encuentran en obras y, según prometió la Comunidad, deberían estar operativos desde mayo pasado. Del de Chamartín se ha inaugurado su estación de metro, y la construcción del de Conde de Casal todavía no ha comenzado.

Ya lo han usado

Montes Lueiro 26 años. Viajera.

«Soy invidente y no he llegado a utilizar la información en braille de las dársenas, pero es muy buena idea. Además, esperar aquí al autobús es más cómodo que en la calle».

Jaime Pérez. 60 años. Usuario del 521.

«Menudo lío, no encuentro mi parada. He venido al intercambiador pensando que ya estaría en servicio el 521, y nadie ha sabido decirme cuando estará en marcha».