Los padres del colegio Trabenco de Leganés retomaron ayer la acampada en el centro como protesta por el silencio de la Consejería de Educación ante el documento de necesidades que presentó la semana pasada, en el que pedía profesores especializados y permitir a los padres participar en la educación de los hijos a través de los consejos escolares abiertos. «Estamos dispuestos a estar indefinidamente», aseguró un portavoz de los padres. Educación se reunirá mañana con la dirección del centro para dar una respuesta al documento.