Menos del 9% de los trabajadores en España disfruta de un horario flexible, frente al 23% de los empleados de la Unión Europea (UE), según el Euroíndice Laboral elaborado por el IESE-Adecco.

De esta forma, España se encuentra a la cola de los países con mayor flexibilidad horaria, sólo por delante de Portugal en el caso de los hombres, y de Portugal, Hungría e Italia, en el de las mujeres.

En cambio, España es el único país en el que existe casi igualdad en la flexibilidad horaria entre sexos al representar el 9,2 por ciento entre las mujeres y el 8 por ciento entre los hombres.

Además, según el estudio el crecimiento del empleo en Europa pasa por una etapa de estabilidad, al alcanzar el 1,7 por ciento en el segundo trimestre de 2007, una tasa que se espera que se mantenga a final de año.

Asimismo, subraya que ese incremento ha beneficiado a personas en paro, ya que dos de cada tres nuevos puestos han sido para ellos, aunque prevé que a final de año sólo les corresponderá uno de cada cuatro empleos.

Por otra parte, las mujeres han obtenido el 46 por ciento de los nuevos empleos, el porcentaje más reducido en los últimos nueve años, si bien el informe pronostica que esa tasa se incrementará hasta el 49% a final de año e incide en que la actual proporción de mujeres sin empleo en la UE es la más reducida desde 1983.