'Águila Roja'
Una imagen del último capítulo de Águila Roja. LA 1

Ocho años y nueve temporadas después, Águila Roja ha terminado. El héroe enmascarado de la Villa ya no dejará más plumas rojas cuando evite una injusticia y algunos de algunos de sus peores enemigos ya no se sabrá más.

Anoche La 1 emitía el capítulo final de la serie producida por Globomedia, un episodio que contentó a la mayoría de los fans, pues resolvió la mayor parte de las tramas, intentando satisfacer las ansias de los fans con el destino de los personajes.

ATENCIÓN SPOILERS. El texto siguiente contiene partes de la trama

Comenzando por los buenos, el amor se impuso en la historia de Gonzalo y Margarita. Ella había regresado a la villa, embarazada del gran héroe de esta historia y tras varias escenas cargadas de emoción, confesiones y sentimientos, deciden huir de la Villa, junto a Alonso, el hijo de Gonzalo y su fiel Sátur, después de contraer matrimonio.

Precisamente el cómico escudero fue el encargado de hilar algunas de las escenas más emotivas y de dar la puntilla con sentencias como "sabía que esto acabaría bien, que el amor triunfaría", sobre la historia de ambos amantes, o la frase final, misteriosa y prometedora: "si algo he aprendido en estos años es que todas las épocas necesitan un héroe".

Dado que ni la cadena ni la productora han descartado que pudiera haber un 'spin off' o serie derivada, es toda una declaración de intenciones.

Por su parte, el Comisario y la Marquesa también perpetúan su historia de algo de amor y mucho odio, no sin antes darle su merecido al Cardenal Mendoza, al que la Marquesa hiere de muerte de un disparo y a quien remata el Comisario. En la tesitura de huir, lo hacen juntos: "te odio tanto que voy contigo", le dice ella, "te odio tanto que dejo que vengas", le dice él, después de prometerse una vida de miseria.