Ocurrió esta pasada madrugada en un establecimiento hostelero de la avenida de Ojáiz, según ha informado este domingo la Policía Local.

A requerimiento del encargado del bar, los agentes acudieron sobre las 5.30 horas al lugar donde identificaron y detuvieron a D.M.D. como presunto autor de un delito de estafa.

El hombre se había permitido consumir e invitar al personal del establecimiento por un valor de 1.030 euros, negándose posteriormente al pago de dicho importe.

Los agentes procedieron a su detención y le instruyeron diligencias judiciales por un delito de estafa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.