Sobre las 13,50 horas de este viernes, varias llamadas alertaban de la situación de un perro encerrado desde hacía dos horas en un vehículo en el centro cívico de Nervión, en la calle Mariano Benlliure, en su esquina con la calle Vidal de Noya.

Los agentes lograron abrir el vehículo sin causar ningún daño, pudiendo bajar las ventanillas, ventilar el interior y ofrecerle agua. Sobre las 14,15 horas se personaron en el lugar los propietarios, quienes reconocieron haber dejado al animal para realizar una gestión, pero que se demoró más de la cuenta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.