Según han confirmado fuentes municipales a Europa Press, la convocatoria del patronato del Alcázar cuenta con un orden del día en el que se tratará la situación laboral de la plantilla, el modelo de gestión de la venta de entradas y la propuesta de ordenanza reguladora de precios públicos.

En este sentido, cabe recordar los trabajadores de este Patrimonio de la Humanidad se han movilizado para pedir un incremento del personal, una necesidad que el propio Consistorio también reconoce, aunque advierte de los problemas para cubrir las plazas ante los impedimentos de la tasa de reposición impuesta desde el Gobierno central.

De otro lado, el alcalde, Juan Espadas, anunciaba hace unos días su intención de abordar en el seno del patronato un posible aumento del precio de la entrada, que es gratuita para los sevillanos, al entender que actualmente era bajo en comparación con otros monumentos y que un leve incremento podría procurar importantes fondos para la promoción turística de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.