Esta medida se produce tras el cierre definitivo de la piscina cubierta actual y responde a la necesidad de garantizar la seguridad de los usuarios, al haber detectado los informes técnicos en la citada instalación daños estructurales en el vaso, problemas de estanqueidad y deficiencias en la cubierta, ha informado la Junta en una nota.

La Consejería mantiene abierto un canal de comunicación permanente con el Ayuntamiento onubense con el objetivo de buscar alternativas para causar el menor perjuicio posible a los usuarios de estas instalaciones y poder seguir ofreciendo la programación de actividades acuáticas.

En estos momentos, la Consejería está acometiendo también obras de emergencia para reparar el muro perimetral de la Ciudad Deportiva. La intervención, que cuenta con un presupuesto de 908.000 euros y finalizará este año, garantizará la seguridad y la estabilidad estructural de la construcción.

Consulta aquí más noticias de Huelva.