Botellas, vidrio
Botellas, vidrio BRIAN HALLETT

Carlos Moro, presidente del Grupo Matarronera, presente en la DOC Rioja con la Bodega Carlos Moro (ubicada en San Vicente de la Sonsierra) ha subrayado hoy que "el Rioja es un valor comercial importante; y en el mundo, como marca, es muy importante".

Moro, que ha abogado por "simplificar" en el comercio exterior los vinos dentro de una marca grande, como Rioja, ha sido hoy recibido en el Palacio de Gobierno después de haber sido galardonado con el Premio Nacional de Innovación 2016 en la categoría 'Trayectoria Innovadora'.

Este premio, convocado por la Secretaría General de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, reconoce a empresarios y profesionales con una trayectoria de al menos diez años en la que la innovación haya sido una de las características relevantes.

En un encuentro con los medios de comunicación tras la visita, Moro ha creído: "Somos pequeños frente al mundo, frente al consumidor exterior que simplifica mucho", a la vez que ha reconocido que "Rioja en el mundo es otra cosa".

También, ha ensalzado los vinos con valor añadido. "España es el primer viñedo del mundo, y uno de los primeros productores; y a veces tenemos que vender vinos a granel al exterior, así que por qué no mejor vender vinos de valor añadido".

Por ejemplo, y fruto de la investigación, vinos sin alcohol. "Nuestra investigación tiene siempre de base conocer mejor el viñedo y la uva", ha relatado al tiempo que ha señalado cómo comenzaron sus investigaciones "trabajando con una máquina de California".

"Eso nos derivó a que podríamos separar componentes del vino. Cuando yo dije a mi equipo de investigación por qué no separábamos el alcohol hasta quitarlo me tacharon de estrafalario, pero lo conseguimos", ha explicado.

Así, el equipo de investigación de Matarronera consiguió "separar los aromas del resto de componentes". A partir de ahí, ha dicho, "podemos hacer lo que nos diga el mercado que le va a gustar". Y los vinos sin alcohol son un nicho.

"Es un producto que tiene futuro, los países más modernos son los que están consumiendo vinos sin alcohol; estamos suministrando a Finlandia, a Suecia, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos", ha dicho y ha indicado que "en catas ciegas, a consumidores normales, no están detectando que son vinos sin alcohol y, a veces, les gusta más".

"Nuestra tecnología", en este respecto, ha dicho, "es la más novedosa". Y así lo ha querido trasladar a Ceniceros, a quien ha regalado unos muestras de los mejores vinos Carlos Moro que llevan la marca de Rioja (estos sí con alcohol). "Tenemos cien tipos de vinos diferentes, y cada una tiene su sentido y su valor", ha afirmado.

Ha contado cómo el grupo, en este momento, está "con diecisiete proyectos activos"; entre los que ha concretado uno "para medir la situación de las viñas a través de drones que permitan definir el estado de las mismas".

También están trabajando con "otro componente del que se sabe poco, las glicerinas". En Rioja está realizando inversiones en viñedo, "pero de una forma tranquila y pausada" para los vinos Carlos Moro de la gama más alta del mercado.

"Algunos de los más cercanos ya han probado vino del año pasado, pero vamos a ser humildes y vamos a esperar, tenemos muy buenas expectativas, el año que viene lo lancemos al mercado", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.