Ambos son socios de una presa promotora de eventos y espectáculos que contrataron con el Ayuntamiento de Tordesillas la realización de un concierto en la Plaza de Toros de la localidad, por lo que percibieron 2.500 euros en concepto de adelanto para publicidad.

En fechas posteriores, la empresa organizadora comunica la suspensión del concierto y anuncia para primeros de septiembre la devolución del dinero recaudado por la venta de las entradas, cuyo montante ascendía hasta ese momento, a la cantidad de 5.200 euros.

Por estos hechos, las personas y entidades afectadas, presentaron denuncias en el Puesto de la Guardia Civil de Tordesillas, con lo que comenzaron las oportunas gestiones encaminadas a la posible identificación de los responsables del hecho.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.