Los responsables del templo de la Sagrada Família han presentado esta mañana un recurso en la Audiencia Nacional en contra del trazado del AVE por el centro de Barcelona. A su juicio, el túnel que debe hacerse en el Eixample, a pocos metros de la obra de Gaudí, pone en peligro la iglesia.

Los promotores del templo han reclamado la paralización de las obras hasta que no se resuelva este recurso. Según las previsiones, la decisión judicial puede demorarse tres años, con lo que el proyecto de llevar el AVE a la Sagrera por el centro de la ciudad podría quedarse encallado.

El Ministerio de Fomento ya ha anunciado que no se paralizarán las obras mientras la Justicia resuelva el recurso. Pero, en todo caso, la decisión queda en manos ahora de los jueces de la Audiencia Nacional.