El vallisoletano de 20 años herido en el atentado que sufrieron las tropas españolas en Afganistán el pasado 24 de septiembre llegó en la tarde de ayer a Madrid junto con otro de los heridos, de 19 años y natural de Albacete.

Ambos fueron trasladados desde la capital afgana hasta Alemania, donde los esperó un avión medicalizado de las Fuerzas Armadas españolas para llevarlos hasta la base de Torrejón.

Los dos se encuentran estables dentro de la gravedad, según confirmaron los médicos, y continúan su tratamiento en el hospital Gómez Ulla de Madrid.