Lo asegura la empresa que los creó. Los actuales separadores del carril-bus son «una burda copia» del modelo ganador del concurso convocado por el Ayuntamiento. La denuncia la ha hecho la empresa ganadora, Negocios y Montajes Andaluces.

La fabricante de los separadores (Técnica de Embalajes) –explica en un escrito enviado a la Gerencia de Urbanismo– ha hecho «una simple copia o burda imitación en moldes de hormigón y de plástico». Además, señala que Técnicas de Embalajes no ha tenido en cuenta las condiciones técnicas que deben tener estos elementos, al no contar con «los conocimientos técnicos e industriales» para su fabricación.

Piezas únicas

Las piezas son «únicas» y su elaboración es casi «artesanal», a base de moldes originales a los que se inyectan resinas y fibras de vidrio.

De esta forma, según Negocios y Montajes Andaluces, en un impacto se absorbe el golpe, no se desintegran y no supone daño alguno para vehículos o personas. Las copias han provocado todo lo contrario y por eso hay numerosas «piezas rotas» y «elementos cortantes de hierro y hormigón al aire» en distintos puntos.

Son «fruto de varios años»

Los separadores son el «fruto de varios años» y están registrados a nivel nacional e internacional. A la empresa le encargaron 1.208 unidades, pero la responsable de su colocación (Telvent Tráfico y Transportes S. A.) encargó la fabricación a Técnica de Embalajes, que ha hecho copias «con el mismo coste». Negocios y Montajes Andaluces ha pedido una reunión al Ayuntamiento para que requiera a Telvent piezas originales y por las responsabilidades civiles que puedan derivarse de las denuncias de afectados.