Caen las quejas por la luz, el gas o el agua. Las nuevas tecnologías hacen la vida más agradable al usuario y a la vez le acarrean más problemas como consumidor. Las tarifas de Internet, las cuotas del teléfono móvil o los problemas para darse de baja en un teleoperador son las principales quejas de los usuarios cordobeses, según datos de la Oficina del Consumidor de la Junta. Las mismas fuentes indican que el 67% de las quejas acaban dando la razón al consumidor.

Atrás quedaron los años en los que la luz, el agua y el gas lideraban el ranking de las quejas. Este año, según los datos de la Junta, han caído en picado las reclamaciones por la prestación de estos servicios entre los consumidores cordobeses.

Además, cada vez se recurre menos a la vía judicial, según fuentes de la Junta, ya que los usuarios acuden a las administraciones para que medien en su litigio con los comercios.