Tres horas de espera tuvieron que soportar los primeros vacunados del centro de salud del Infante (Murcia), para recibir el pinchazo contra la gripe de este año. El problema, es que muchos pacientes acudieron a las nueve de la mañana al consultorio, pero las vacunas no se empezaron a poner hasta las 12.00 horas. Cuando comenzaron todo fue mucho más ágil.

«Es una vergüenza que no nos avisen de estas cosas y más cuando reservamos cita por teléfono. Además vengo en ayuna y estoy que me desmayo», explicó María Martínez, una vecina del Infante Juan Manuel.

«Los pacientes que llamaron por teléfono al centro sí lo sabían, pero muchos no llamaron y se han presentado aquí a primera hora», explicó una secretaria del centro de salud del Infante.

Sanidad explicó ayer que las vacunas para prevenir la gripe no empezaron a la misma hora en toda la Región. «Cada uno tenía la posibilidad de comenzar a la hora que estimara conveniente. Con esta medida se quería conseguir que la aplicación de la vacuna no afectase a la vida normal del centro».

Para vacunarse contra el virus de la gripe hay que pedir cita en el centro de salud. Los mayores de 60 años, los ganaderos y los sanitarios están entre el sector de riesgo. Los centros piden moderación y explican que hay 250.000 dosis de la vacuna.

Algunos de los afectados

José Gambín Hernández, 75 años. «No me vuelvo a vacunar de la gripe ni loco. El año pasado me vacuné y estuve tosiendo de octubre a noviembre. Hoy he venido a la consulta de casualidad, pero como siempre hay una cola de escándalo».

María del Carmen Sánchez, 62 años. «Estoy desesperada de tanto esperar. Me parece increíble que llamé por teléfono para pedir cita para vacunarme y ahora me hagan sacar número. El año pasado me fue muy bien. Espero que la espera sirva para algo».

Antonio Navarro García, 80 años. «Todos los años es la misma historia. Llevo aquí desde muy temprano y ahora me entero de que las vacunas para la gripe son a las 12.00 horas. Todos los años pasa igual y nos toca esperar un buen rato».