Los niños hospitalizados seguirán asistiendo a clase. Saber qué deberes tienen o ir a tutorías con los profesores será posible gracias al Aula Virtual, una iniciativa pionera en España que el programa de Aulas Hospitalarias del Hospital Central, donde se da clase a los menores que tienen que pasar largos períodos de tiempo ingresados, implantará este año como experiencia piloto.


Además, los niños del primer ciclo de Educación Primaria que tengan que estar en casa recuperándose cuentan desde este curso con una profesora de pedagogía terapéutica que les visitará en sus domicilios para ayudarles con los estudios.

La docente se incoporará a una plantilla de sos profesores más de Secundaria, con los que ya cuentan las Aulas Hospitalarias. «El objetivo de este programa es que los niños no pierdan el curso», explica Olga Somoano, directora de Aulas Hospitalarias del Hospital Central.

Por estas clases pasan diariamente 35 niños que reciben dos horas de clase, siempre siguiendo el mismo temario que en sus colegios. Rubén (6 años) y Adrián (7) son dos de los alumnos. Ninguno de ellos se libra de hacer los deberes todos los días.