isabelle caro
La francesa Isabelle Caro, enferma de anorexia, ha prestado su imagen a la nueva campaña publicitaria de la marca de ropa para mujer Nolita ARCHIVO

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) solicita a los medios de comunicación que no emitan en horario protegido para los menores, entre las 18.00 y las 22.00 horas, anuncios de productos adelgazantes.

Con esta medida, el CAC busca proteger al colectivo más vulnerable de televidentes, aquel que confunda dichos productos con soluciones "milagrosas" o bien "imprescindibles" para su dieta diaria.

Por ello, piden que las bebidas y alimentos azucarados no se presenten como sustitutos de las comidas habituales. Y que cuando se emita un anuncio relacionado con estos u otros productos adelgazantes se avise de los riesgos para la salud que implica su consumo abusivo.

El CAC pide que los estereotipos femeninos en televisión sean saludables

El CAC, a su vez, pide a los medios audiovisuales que muestren una diversidad de modelos de belleza femeninos y, a su vez, saludables. El organismo ha redactado un total de 26 recomendaciones que esperan que sirvan como guía en el tratamiento en televisión de los trastornos alimentarios de bulimia y anorexia.

Dicha normativa ha sido consensuada con el Colegio de Médicos de Barcelona y con el de Enfermería.

Se ha decidido actuar por la influencia que la televisión tiene en los hábitos de salud y alimentarios de las personas. Por ejemplo, el CAC considera que los canales de televisión deberían redactar un libro de estilo para regular la delgadez de sus locutoras, especialmente en los boletines informativos.

Entre las indicaciones del CAC destacan las siguientes:

Que la publicidad sea clara: Los productos saciantes, dietéticos, restrictivos o bloqueadores no se pueden presentar como milagrosos ni otorgarles propiedades que no tienen.

Aval de un dietista: Psicólogos, pedagogos y psiquiatras asesorarán y darán su visto bueno a la publicidad.

Advertencia: Un texto avisará que el uso abusivo de productos adelgazantes puede generar un trastorno alimentario.

No sustituyen: No se debe sugerir que los productos salados o ricos en grasas, como es el caso de las chucherías, son alternativas a las comidas.

En televisión: Hay que evitar las imágenes que muestren cuerpos esqueléticos de anoréxicas y bulímicas.

En la red: Se ruega sensibilidad a los responsables de los blogs y páginas de internet para prevenir la existencia de sitios polémicos.

Padres: Fomentar el espíritu crítico de los hijos ante los medios de comunicación y los cánones estéticos.