El presidente de la Comunidad de Murcia, Ramón Luis Valcárcel dijo ayer que este su último mandato. Respondió así a las preguntas de los periodistas que le acompañaron en la inauguración de una escultura de Antonio Campillo en el hospital reina Sofía: "Desde el primer momento, he dicho que ésta es mi última legislatura y a partir de ahí, comprendo que se abra un capítulo, no digo de la especulación, sino de la reflexión y apuesta de qué debe ocurrir o simplemente plantear las diversas posibilidades"; un terreno del que dejó claro que no va a "entrar".

"El terreno mío, en el que yo por propia voluntad he decidido moverme, es un terreno tan sincero como que ésta es mi última legislatura y todo lo que diga más de eso es moverme en el terreno que otros plantean legítimamente".

A su juicio, la obligación "ahora no es otra que gobernar y es lo que vengo haciendo y lo que seguiré haciendo, porque se me ha votado para continuar en la línea de Gobierno, y humildemente reconociendo errores se intentará mejorar para seguir haciendo una región como ésta, en donde crecen las infraestructuras merced al Gobierno de la región".