La mochila con los explosivos
Tres policías examinan la mochila con explosivos y clavos abandonada a 100 metros de la embajada de EE UU en Viena. Herbert Pfarrhofer / EFE

La policía austriaca ha detenido a un segundo sospechoso por el intento de atentado el lunes contra la embajada de EE UU en Viena, según informa la agencia de noticias APA.

El lunes fue arrestado un primer hombre que intentó entrar en la embajada de Estados Unidos en Viena con una mochila con explosivos, metralla y un libro relacionado con el Islam.

Según la emisora pública ORF, este era un residente de Baja Austria, de 42 años y origen bosnio, que trató de darse a la fuga cuando el detector de metales de la entrada de la misión diplomática dio la alarma. El supuesto intento de atentado se produjo cerca de las 12.00 hora local (10.00 GMT).

El sospechoso dejó caer la mochila a unos 100 metros de la embajada

El hombre salió corriendo cuando sonó la alarma del detector de metales y dejó caer la mochila a unos 100 metros de la embajada, poco antes de ser detenido por las fuerzas de seguridad. La policía austriaca llamó a los especialistas en desactivación de artefactos explosivos.

Doris Edlinger, portavoz de la oficina federal austriaca de la lucha antiterrorista, dijo que en la mochila se encontraron varios artefactos "con aspecto de granadas", además de "muchos clavos" a modo de metralla para multiplicar los efectos de la explosión.

Al parecer, el primer detenido habría "echado la culpa" al segundo y asegura que le incitó a cometer el ataque.

Las autoridades descartan por ahora un trasfondo islamista del incidente.