Sueltan halcones en Valencia para acabar con las palomas
En el punto de mira están las palomas de Valencia tras la liberación de los seis halcones (Paco Llopis).
Los vecinos y el Ayuntamiento de Valencia cuentan con unos nuevos aliados para mantener a raya a las colonias de palomas.

Son seis halcones peregrinos que patrullan por el cielo de la ciudad y que pueden llegar a cazar una paloma o tórtola al día: «Uno se ha instalado en la zona que va desde el Pont de Fusta hasta la avenida Valladolid, mientras que el otro domina la Alameda. El resto ha sido visto en varios puntos».

Del total, cuatro fueron criados por los técnicos de la Concejalía de Sanidad en la azotea del propio edificio municipal (en la plaza de América) en abril.

Fuentes de Sanidad han explicado que el objetivo de esta iniciativa es recuperar una especie que antaño formaba parte de la fauna urbana y, de paso, ayudar a controlar la población de palomas y espantar a estorninos. Esto podría aliviar la gran cantidad de quejas vecinales que recibe el Consistorio por la suciedad.

Actualmente, Valencia cuenta 38.000 palomas y tórtolas. Así, aunque seis halcones pueden ser insuficientes, la idea es incorporar entre cuatro y seis cada año. Además de ellos, 46 cernícalos trabajan para Valencia: devoran cucarachas voladoras.

Dinos

... dónde hay palomas molestas e-mail l zona20devalencia@20minutos.es correo l Xàtiva, 15, 8 A; 46002 Valencia

Sin bodas por culpa de las cacas

Los jardines del Hospital, Reino de Valencia y el Mercado de Ruzafa son de las zonas que más quejas vecinales generan las palomas. También la iglesia de los Santos Juanes. «Dicen que han bajado las bodas porque cuando salen los novios, no llueve precisamente arroz», comentan los técnicos de Sanidad. Añaden que por esos barrios han detectado alimentadores y que el Consistorio estudia ponerse duro con ellos.