Los ecuatorianos votan blindados hasta las cejas
Un miembro de la mesa electoral le entrega a una ecuatoriana un número para que vote. (Fernando Muñoz)

Miles de ecuatorianos residentes en la Región de Murcia (30.195 estaban llamados a las urnas) votaron ayer en el campus de Espinardo, en una jornada que destacó por el fuerte dispositivo policial y porque una votante echó 50 papeletas en la urna y su voto tuvo que ser anulado.

La Guardia Civil controlaba los accesos por carretera; la Policía Local, el tráfico en el interior de la UMU; la Policía Nacional, la seguridad en el recinto, y guardias privados vigilaban las aulas donde se votaba. Se querían evitar incidentes como los que se dieron en la primera vuelta para las elecciones presidenciales (15 de octubre de 2006), donde hubo altercados y heridos.

Sólo hubo dos incidentes. Por una parte, 50 papeletas de la mesa 8 fueron anuladas al haber sido introducidas en la urna por una sola votante.

Otro de los percances sucedió a las 7.00 h al constituirse las mesas electorales donde votaban los hombres. Sólo había una persona por mesa (el mínimo son cuatro) y las votaciones se retrasaron hasta que reclutaron voluntarios.

Las puertas del Aulario Norte (sólo mujeres) y del Giner de los Ríos (sólo hombres) abrieron de 7.00 a 17.00 horas.

Los ecuatorianos votaron ayer a los representantes a la Asamblea Constituyente, dos de ellos en Europa, que redactarán una Constitución.

Jorge E. Ramírez. «Voto para ver si mejora la situación económica y la educación de mi país. He apoyado al actual presidente, Rafael Correa, porque creo que está intentando arreglar la situación».

Marcela Medina. «Apoyo a Correa. Creo que es la mejor solución porque si ganan otros empezarán de nuevo a enfrentarse. Lo único que quiero es que la situación de Ecuador mejore para poder volver».