Dos jóvenes de 18 años murieron y otros dos de la misma edad resultaron heridos esta madrugada al salirse de la calzada el vehículo en el que viajaban en el kilómetro 31 de la M-40, según informaron fuentes de Emergencias Madrid.

El accidente de tráfico en el que fallecieron una chica de 18 años y un chico de 17, pudo deberse a un exceso de velocidad, unido a la impericia del conductor, que resultó herido leve.

Perdió el control y tras arrancar varios metros de guarda raíl, se salió de la calzada y volcó en la cuneta hasta quedar totalmente aplastado por el lado derecho

 

Según indicaron a EFE fuentes de la Guardia Civil de Tráfico y de Emergencias Madrid, que atendieron el suceso, sobre las 03:15 horas, el coche, un BMW, perdió el control y tras arrancar varios metros de guarda raíl, se salió de la calzada y volcó en la cuneta hasta quedar totalmente aplastado por el lado derecho, donde viajaban las dos víctimas mortales.

Los dos jóvenes que salieron con vida -ambos de 18 años, uno de ellos, el conductor-, esperaron a las asistencias en el exterior del vehículo para alertarles de que, aparte del chico atrapado en el interior, cuya identidad corresponde a las iniciales J.C.P., había también otra chica.

La joven, R.G.D, había salido despedida varios metros y su cuerpo fue a caer en una arqueta, lo que dificultó su localización, mientras el cuerpo del chico fallecido tuvo que ser extraído por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid del amasijo de hierros en que quedó convertido el coche.

En cuanto a los heridos, el conductor sufre contusiones y fue trasladado por el Summa al hospital Clínico, donde se le realizará un análisis de sangre para determinar la alcoholemia en sangre, una vez lo autorice la autoridad judicial, a la que la Guardia Civil que instruye el caso ya ha solicitado el permiso.

El otro chico herido tiene contusiones de carácter moderado y fue trasladado en una ambulancia del Summa al Hospital 12 de Octubre